Tiembla alcohol, las bebidas de cannabis están aquí para quedarse

Las bebidas de cannabis son, de momento, un uso anecdótico dentro de las posibilidades para consumir cannabis. Los consumidores prefieren fumarse un porro o vapear, porque saben cuánto y cuándo sentirán el efecto. 

En el caso de los comestibles, varía bastante.

¿Cuánto THC tienen esas gomitas que me regaló mi amigo hippie?

¿Una porción de brownie es suficiente para colocarme o tengo que comer la bandeja entera?

¿Podré hablar y actuar normal dentro de dos horas? ¿O me arrastrará la paranoia?

Pues para suerte de todos, hay personas trabajando arduamente en resolver esas dudas. Una de ellas es una empresa californiana llamada Vertosa, cuya orientación de negocios quizás no suene muy cannábica. De hecho, su página web se asimila a la de un laboratorio espacial, porque su trabajo es minucioso y científico.

Emulsión es la palabra clave cuando se habla de bebidas cannábicas, y es en lo que se especializan en Vertosa. Su objetivo es conseguir un producto consistente, capaz de replicar el mismo efecto en una magnitud predecible, sin posos, sedimentos o cualquier otro desperfecto, algo usual en las bebidas que mezclan extractos aceitosos con agua. 

En resumidas cuentas, el proceso químico al que aspiran es aumentar la biodisponibilidad de los cannabinoides para reducir su tiempo de efecto, distribuirlo por igual en todo el producto y mantener un sabor delicioso. 

Esto se logra con altísimos niveles de vibración y presión, que convierten las moléculas aceitosas cannábicas en pequeñas partículas que se sintetizan con facilidad. Gracias a este proceso, no hay que esperar dos o tres horas hasta sentir esa bebida de cannabis infusionada, y tanto el primer sorbo como el último tienen idénticos niveles de THC, CBD, CBN, CBG…

El trabajo de esta compañía está incardinado en una latente pero potente industria: la de las bebidas cannábicas. Dicho sector ya cuenta con productos vanguardistas. La empresa Kikoko, con sede en California, pone a disposición del consumidor una amplia gama de tés ricos en cannabinoides. 

Sus coloridos y vibrantes empaques, todos diseñados por mujeres, hablan muy bien de la experiencia que tendrá el consumidor.  Los productos que elaboran van dirigidos a mejorar el sueño y el humor, calmar los dolores y achispar el sexo.  En otras palabras, un antídoto para el caos moderno

El té, para sorpresa de muchos, incluyéndome, puede ser infusionado en agua. No requiere de un medio graso porque los cannabinoides están emulsionados a la perfección para que nuestro cuerpo los asimile y queden suspendidos, de manera uniforme, en todo el líquido. 

El vino infusionado con cannabis será, quizás, una de las bebidas con cannabis mejor recibidas. Dicho producto cuenta con un antecedente español: Canna-Wine produce un vino enriquecido con cannabinoides y en especial CBD. Sus tradicionales uvas garnacha, cariñena y macabea se mezclan de forma esplendorosa en un vino tinto, blanco y hasta una sangría.  

El mercado californiano, siempre un paso por delante, ya mercadea un vino procedente del emblemático Valle del Napa con un añadido de CBD y THC. House of Saka confecciona un producto de lujo, con un precio medio por botella de 40$. Su elevado costo se debe a que, en cada botella de blanco o rosado, confluye el mejor vino norteamericano con extractos cannábicos de vanguardia. 

Ciencia y artesanía, al servicio de la psicodelia.  

Una buena parte de consumidores de alcohol estarían encantados de pasarse a las bebidas de cannabis, en especial hombres y mujeres de más de 40 años que ya no disfrutan tanto de la jaqueca, la deshidratación y el daño hepático. Muchas personas incluso consumen alcohol para dormir. Si pudiesen obtener los beneficios del CBD, con la misma uniformidad y consistencia que obtienen el placer del alcohol, otra historia contarían. 

Los beneficios están comprobados y el mercado expectante. El desarrollo científico que hizo posible las bebidas cannábicas está cada vez más extendido. Las marcas mainstream empezarán a utilizar extractos de cannabis en sus productos y, dentro de poco tiempo, en el bar de confianza podrás hacer vibrar tu conciencia sin tener una resaca demoledora al día siguiente. 

El cannabis conquistará el mundo metido en una lata.

Un comentario sobre “Tiembla alcohol, las bebidas de cannabis están aquí para quedarse”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.