Muchas preguntas quedan sin respuesta en la legalización del cannabis en Nueva York. Acceso equitativo al mercado, abuso al volante y consumo en espacios públicos son algunas de ellas. Para muchos, no deja de ser un motivo por el que alegrarse.

las-caras-de-la-legalizacion-del-cannabis-en-Nueva-York

Todo el mundo parece ganar algo en la regularización. El partido demócrata ha capitalizado una importante victoria política. El Gobernador Cuomo, una cortina de humo para las recientes acusaciones de acoso sexual. Miles de neoyorquinos pueden respirar tranquilos porque sus registros penitenciarios están limpios.

Quienes más agradecen este paso son, por supuesto, quienes más padecieron con su prohibición: las comunidades racializadas. Estas sufrieron décadas de exclusión laboral y educativa. Owusu Slater, activista comunitario de Nueva York, afirma que “ha pasado mucho tiempo” padeciendo el oscurantismo de la guerra contra las drogas.


Él, como muchos otros, está convencido de que legalizar el cannabis en Nueva York es un paso crucial. Pero tiene más preguntas que respuestas. ¿Habrá controles de tráfico para consumidores irresponsables? ¿se designarán áreas para fumar o será tan omnipresente como el cigarrillo?


La más importante de las interrogantes: ¿a dónde irán los cuantiosos beneficios? ¿”a los grandes negocios, el Estado o la gente de Brooklyn“?

puente-de-brooklyn

Este distrito, al sur de Manhattan, fue de los más azotados por la policía racista. Es el lugar más poblado de Nueva York. Su herencia afroamericana, de lucha y resistencia, es palpable en testimonios como el de Slater.


Una de sus mayores reticencias tiene que ver con el cultivo. Owusu, quien sirvió como Defensor del Pueblo de Nueva York, dice que no hay respuestas en ese sentido. “¿Qué pasa con obtener licencias de cultivo, o el proceso y precios de obtener dicha licencia?

manifestante pro legalizacion del cannabis en Nueva York


Su cuestionamiento se alinea con lo que ya plantean muchos activistas. El mercado del cannabis anglosajón no se caracteriza por su diversidad racial. Las cuotas de impuestos redirigidos, si bien son de gran ayuda, no se comparan con los beneficios corporativos.

Legalización del cannabis en Nueva York: Una victoria política de, por y para la comunidad afroamericana

 

Por otro lado, las personas negras que han trabajado durante años en esta legislación se muestran complacidas. Crystal D. Peoples-Stokes, asambleísta neoyorquina, pone el acento en el destino del dinero generado por la nueva industria: “asegurará la inversión en las vidas y comunidades que han sufrido por generaciones la encarcelación masiva”.

La desproporcionalidad de encarcelamiento, por delitos de posesión de cannabis, perjudica muchísimo más a las personas afrodescendientes que a cualquier otra raza. Así lo afirman varias ONG y think-tanks. Entre ellas La Unión Americana por las Libertades Civiles (UCLA) y la Iniciativa por las Políticas Carcelarias.


Los cuestionamos a las legislaciones actuales son un muestrario de errores. Un posible mapa para cualquier proyecto regularizador. España, Francia y otros países en la búsqueda de la regularización deben tomar nota de lo que se está debatiendo en Estados Unidos.

La legalización del cannabis en Nueva York, cuyo PIB supera al de muchos países, obliga a pensar en escala federal. Los votantes y Chuck Schumer, el líder de la Mayoría Demócrata del Senado, lo tienen claro: la prohibición tiene los días contados.

Comparte!

2 comentarios sobre “Preguntas sobre la legalización del cannabis en Nueva York”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *