Canadá entra fuerte en el mercado americano

Canadá se aprovecha de la ilegalización de su vecino para copar el mercado norteamericano de cannabis

La sabiduría popular dice que, si tienes porros en abundancia, es una ofrenda virtuosa convidar algunas caladas. Así como compartir tu pan con el hambriento, un instinto solidario surge en muchos de nosotros los consumidores. 

Pues si nosotros, a nivel individual, funcionamos así, los Estados y las grandes dinámicas geopolíticas (integradas de células humanas) replicarán el mismo comportamiento. 

Canadá ya ronda los tres años de haber legalizado el cannabis a nivel nacional. Su vecino sureño lo está notando.

Las empresas canadienses están acumulando todo el know-how que les permite la regulación, mientras que los americanos todavía están peleándose con la policía por portar cannabis. Hasta en legislaciones donde se votó legalizarla. 

La consecuencia de esto será una ventaja competitiva que jugará a favor de las compañías canadienses. El principal hándicap de los norteamericanos es haber pasado más tiempo haciéndole la guerra a las drogas.

El efecto ya se empieza a notar. Una de las gigantes del mercado canadiense, High Tide, obtuvo en el cuarto semestre de 2020 un aumento de ganancias del 166%, como reseña NewsWire.ca. Esto se debe en buena medida a las políticas aperturistas de las administraciones federales americanas. 

En plena expansión, ya se puede ver cómo espera ansiosa una legislación federal. Gracias a esta podrá cubrir, mucho más allá de la Bahía de San Francisco, la demanda cannábica de su vecino austral. 

En 2020, solo con las regulaciones estatales, una quinta parte de su beneficio salió de bolsillos estadounidenses. Con una proyección regularizadora, estos 4.1 millones de dólares americanos podrían equiparar los 20.6 de su mercado canadiense. Incluso superarlos.

Por otro lado, Fire & Flowers desarrolló una asociación estratégica para entrar en el mercado americano.

Esta empresa canadiense emitió 52 millones de dólares en deuda para financiar su expansión en EEUU. El 19.9% de esa inversión la hizo Alimentation Couche-Tard Inc.’s, un operador de tiendas de conveniencia.

Su “modesta” red de tiendas abarca nada más y nada menos que 15.000 tiendas en 15 países

Poco menos de la mitad de esa cifra se concentra en EEUU y Canadá.

Esto reviste una fuerza de distribución tremenda para cualquier producto cannábico. Pero lo sorprendente aquí es que conglomerados gigantescos estén entrando en el mercado del cannabis. Incluso de rubros tradicionales, como tiendas de conveniencia.

Que ya no queden dudas entonces de que veremos al cannabis legal en toda Norteamérica. Precisamente donde hace casi 100 años inició su estúpida prohibición.  

Un comentario sobre “Canadá entra fuerte en el mercado americano”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *