4 Regalos de cannabis para este San Valentín

El amor y el cannabis se llevan de maravilla. No solo no genera discusiones violentas, como el alcohol, sino que directamente las evita. Después de todo, ¿Quién ha visto a dos enamorados fumetas peleando a todo gañote? El cannabis induce a un estado de tranquilidad, catatónica incluso, que te acerca más a la caricia lela que a los gritos. 

Pero no solo eso. Los compuestos activos de la marihuana, el THC y CBD, en su justa medida pueden darte un calentón fascinante. El porro y el sexo también son amiguitos. Nada más sensual que un par de caladas (sí, mejor poco) al borde de la cama antes de una sesión de besos y caricias.  

El primer regalo es sin duda pasar de las flores frescas e ir a las secas, en un tarro, o envuelta en papelillos de liar. Las mejores variedades para compartir con tu pareja dependerán de ambos y de lo que busquen. Lo mejor es mantenerse en cepas índicas, bajas en THC y ricas en CBD. 

La Skunk #1 es una híbrida con mucho de índica y poco de sativa, por lo que será una buena apuesta. Si quieres probar algo más divertido y prefieren, en lugar de quedarse en el cuarto, salir a pasear y cenar, la Chemdawg puede ofrecer una experiencia excitante y placentera. 

La segunda opción son pegatinas para fumones. Pueden ir solas o acompañar cualquier otro regalo, lo que supondría un plus de personalización a una botella de agua cutre o un protector para el móvil simplón. La página web Redbubble ofrece un sinfín de posibilidades en ese sentido

Si es para tu chica, nada mejor que un kit de pegatinas de cute stoner girl. Porque ir fumada no implica perder ni un ápice de ternura y picardía. En plan más psicodélico, para tu chico está el “ dude feel my heartbeat o si prefieres un toque romántico, el “cannabe your valentine!” es tu mejor elección. 

Puedes darle un encanto inigualable a la parafernalia con una simple pegatina de este estilo. 

El tercer regalo es quizás el más clásico y el más atractivo: la parafernalia. Aquí puedes elegir ser todo lo clásico que quieras y obsequiar un grinder, un librillo de papel o filtros. 

No obstante, puedes jugar con las posibilidades y salir de lo ordinario. La marca High As tiene mucha variedad y sus artículos son fantásticos para regalos. Tienen una estética sólida y descarada. Con el código SOMOSCANNABIS disfrutas de un 25% de descuento en su tienda

Ya sea un grinder eléctrico con polinizador, papelillos rosas para darle un encanto al porro con el que llegues a casa de tu chica o chico, o filtros con carbón activado para cuidarse más…  Los caminos del cannabis son muchos para sorprender a tu pareja. 

En la cuarta y última posición tendremos el clásico de clásicos, el comestible. A menos que tengas suerte y vivas en la Costa Este de EEUU, es probable que la comida con cannabis psicoactiva sea ilegal. Así que tendrás que hacerla tú mismo sin alertar a toda la comunidad

Una sencilla receta de trufas de chocolate psiconáuticas resulta un placer magnánimo para todos los sentidos. Basta con sustituir el aporte de grasa por mantequilla o aceite cannábico. 

Si prefieres hacer una comida completa, te recomendamos una salsa pesto al cannabis. Esta receta es un clásico para los consumidores de comestibles, pues tradicionalmente se asocia con un sabor fresco y almendrado, ideal para combinar con maría. 

Para hacer esta receta necesitarás aceite de oliva cannábico, hojas de albahaca fresca, piñones y queso pecorino o parmesano. Puedes jugar con los ingredientes y variar los piñones por nueces o avellanas, la albahaca por rúcula y el queso pecorino por otro madurado y graso. 

El repertorio de regalos cannábicos es enorme. Los consumidores solemos ser agradecidos, así que al momento de regalos cannábicos no es cuestión de gasto, sino de sentimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *